martes, 23 de marzo de 2010

Cementerio de autobuses (Bélgica)...

Nos quedamos en Le Fabriek…lo recuerdas???
Y recuerdas también, que esa fábrica nos sirvió de refugio para la lluvia mientras intentábamos encontrar unos almacenes en activo que contenían “abandonos” en su interior???

Tras la vista previa, bajo la lluvia, calados hasta los huesos y ante la imposibilidad de investigar más, decidimos volver al día siguiente.

Nos recibieron, unas puertas abiertas de par en par, un parking lleno de coches y unos trabajadores ganándose el pan de cada día…
Por suerte, nosotros llevábamos la llave maestra que nos abrió todas las puertas de los abandonos Belgas…Stewie!!!

Supongo que encontrarse con 6 personas, cargadas de mochilas y cámaras, debió ser una gran sorpresa para el recepcionista de la nave y ante las explicaciones de nuestro traductor de moda, conseguimos que nos dejara disfrutar de lo que tenían almacenado al fondo de su lugar de trabajo…


Un montón de adorables autobuses llenos de color “abandonados a su suerte”…algunos, cubiertos por lonas plásticas…otros, con sus puertas cerradas (puertas, que no se resistieron a nuestras cariñosas manos)…y todos ellos con una gran cantidad de polvo de la que al final, nos llevamos un recuerdo pegado en nuestra ropa…

Autobuses urbanos, de línea, escolares…

Como siempre, mi cabeza se empeñó en llenarlos de gente…en imaginar los lugares que habían recorrido, en convertirme en conductora de autobús de línea por un segundo…

- Has visto lo que hay en ese autobús??? Tiene hasta cocina!!!

Según nos cruzábamos entre autobús y autobús, nos íbamos comentando los pequeños detalles que habíamos podido observar en el vehículo que acabábamos de abandonar…Como niños con zapatos nuevos…

Sin duda, eran un filón fotográfico…pero yo soy rápida haciendo fotos, así que, mientras mis compañeros se curraban la labor audiovisual http://celatelevision.blogspot.com/2009/06/eq9-bussen.html, yo me dedique a experimentar con las largas exposiciones, convirtiéndome a mí misma, en el fantasma del autobús de línea…

No llegamos a saber que hacían allí, ni cuál sería su futuro, si es que tendrían un futuro…pero puedo asegurar, que ha sido una de las incursiones que guardo con más cariño, por la cantidad de detalles que pude apreciar y de los que pude disfrutar…Ni la lluvia, ni el frío, ni el barro, harán que olvide está genial experiencia…

Mis compañeros de viaje:

Abandonalia: http://abandonalia.blogspot.com/

Tomás (la llave maestra) y Daphneé: http://esperandoaltren.blogspot.com/

Umpi: http://ultima-visita.blogspot.com/