martes, 3 de diciembre de 2013

La destilería...

Cuando empecé en esto de la fotografía, me resultaba imposible poner a alguien delante del objetivo...me sentía incómoda y observada…
Por eso y por una especie de atracción innata empecé a disparar en sitios abandonados...porque qué lugar puede darte más tranquilidad y privacidad que uno que está deshabitado???

Ha pasado el tiempo y al igual que la experiencia, aumentan las ganas de superarse y encontrarse en éste mundo en el que todo está inventado y en el que creo que lo más importante es saber contar una historia, con una sola imagen…

Hace ya unos años, que no imagino mis fotos sin una presencia humana y lo llamo así, porque en muchos casos ellos son el atrezzo y el escenario es el protagonista…

Este lugar, es un ejemplo...
Una destilería abandonada a la que llegué gracias a un amigo fotógrafo. El tenía pensado utilizarla como escenario para algún futuro proyecto y conociendo mi pasión hacia estos lugares, me llevó a conocerla. Al final y con el tiempo, volvimos los dos juntos y organizamos una misma sesión vista por diferentes ojos...fue algo bastante interesante…

Las imágenes “vacias” pertenecen a la primera entrada realizada en 2009. Las imágenes con “modelo” a la segunda realizada en 2010…

El lugar era impresionante, aunque presentaba evidencias de alguna intrusión “poco respetable”...


Quedan muchos rincones que no verán la luz, ya que en ésta ocasión he intentado cuadrar las imágenes "vacías" con las que aproveché para hacer retratos y la verdad es que hasta a mi, me ha impresionado ver como algunos lugares me llamaron la atención un año y al año siguiente...

Si me dais la mano, os llevo de paso...
 
 
 
 
Hasta aquí, la entrada de hoy o quizá debería decir de ayer, por la cantidad de tiempo que llevan estas fotos en mi disco duro esperando a ver la luz...